top of page


“Se entrega certezas a los pacientes del sector privado de la salud”

Achisad, la asociación que reúne a las principales empresas del rubro de los Home Care, aseguró que la aprobación de este proyecto le permitirá dar sostenibilidad al sector privado de la salud y, en especial, a los más de 40 mil pacientes en Chile que necesitan y dependen anualmente de estas atenciones médicas.

Tras la aprobación de Ley Corta de Isapres en el Congreso, la Asociación Chilena de Instituciones de Salud Domiciliaria (Achisad) manifestó que el acuerdo alcanzado permitirá darle viabilidad al sistema privado de salud. 

Según explicó Diego Hurtado, presidente de la asociación gremial, “estamos satisfechos con que se haya terminado con esta incertidumbre, principalmente de esas más de 40 mil personas que anualmente necesitan y dependen de los servicios de hospitalización domiciliaria para mejorar su calidad de vida, en especial para las familias de los más de 800 pacientes crónicos de alta complejidad y larga estadía que hubieran quedado literalmente desprotegidos frente a un escenario adverso. Se evitó un colapso que podría haber sido irreparable para el sistema sanitario chileno en su conjunto, tanto público como privado, y por fin se entrega certezas a los pacientes del sector privado de salud”. 

Hurtado agregó que “valoramos que se haya puesto el foco en los pacientes por sobre otros intereses. La definición de cómo seguiría funcionando el sistema de salud privado era vital para las familias y pacientes de hospitalización domiciliaria, principalmente para quienes requieren de dispositivos médicos y ventiladores mecánicos para poder vivir. Esta modalidad de atención está ayudando directamente a aumentar la disponibilidad de camas, y por ende, a disminuir las listas de espera, por lo que esperamos que tras esta discusión esta alternativa médica sea vista como una solución integral en el sistema de salud chileno”. 


1 visualización0 comentarios

Señor Director:

Mientras se empieza a agudizar la crisis que afecta a las instituciones de salud previsional y al sistema de salud en su conjunto, con medidas de emergencia que son insuficientes, es inexplicable que los pacientes de hospitalización domiciliaria sigan alejados de este debate, más aún cuando más de 40 mil personas al año del sector privado necesitan y dependen de este tipo atenciones para mejorar su calidad de vida, y muchos de ellos incluso para vivir

La gran mayoría de estos pacientes son financiados por las isapres, y si estas colapsan al menos 800 pacientes crónicos de alta complejidad y larga estadía tendrían que volver a una clínica o a un hospital. Hoy el sistema no está preparado para recibir a este número de pacientes que requieren camas críticas o intermedias, ya que equivaldría a un 30% más de personas demandando una capacidad de atención que no está disponible en el sector público y privado.  

El futuro de los pacientes crónicos de alta complejidad atendidos en hospitalización domiciliaria privada está en severo riesgo, y es realmente crítico que aún no existan certezas sobre el financiamiento que tendrían estas prestaciones, las cuales además están cumpliendo un rol relevante en liberar camas críticas en el sistema de salud y en descongestionar las listas de espera a nivel nacional.

Diego Hurtado Urzúa

Presidente de la Asociación Chilena de Instituciones de Salud Domiciliaria (Achisad)




2 visualizaciones0 comentarios


Sector de la hospitalización domiciliara en alerta por fallo GES: «El escenario se torna cada vez más crítico»

Tras la decisión de la Corte Suprema de rechazar la solicitud de la Superintendencia de Salud para aplazar en seis meses la aplicación de las rebajas del valor por las Garantías Explícitas en Salud (GES), desde la Asociación Chilena de Instituciones de Salud Domiciliaria (Achisad) manifestaron su preocupación por la incertidumbre que se mantiene en torno a la viabilidad de las isapres y alertaron sobre el incierto futuro que tendrían los cerca de 40 mil pacientes que al año reciben estas prestaciones en el sistema de salud privado.

Según explicó el presidente de la asociación, Diego Hurtado, “con este fallo, el escenario se torna cada vez más crítico, ya que la resolución está orientada más a lapidar la existencia de las isapres que a intentar resolver la severa crisis en que se encuentra el sistema de salud. El futuro de las hospitalizaciones domiciliarias privadas están en riesgo, ya que no existen certezas sobre el financiamiento que tendrían estas prestaciones y los grandes perjudicados son las más de 40.000 personas al año que necesitan y dependen de este tipo de atenciones, y que quedarían literalmente desprotegidos”.

Hurtado aseguró “existe una profunda preocupación por quienes reciben y dependen de este tipo de atenciones para tener una mejor calidad de vida. Todos estos pacientes son financiados en su mayoría por estas aseguradoras y si estas llegan a tener mayores problemas o llegan a desaparecer al menos 900 pacientes crónicos de alta complejidad y larga estadía tendrían que volver a una clínica o a un hospital. Hoy el sistema no está preparado para recibir ese número de pacientes que requieren camas críticas o intermedias, ya que equivaldría a un 30 por ciento más de personas demandando una capacidad de atención que no está disponible en el sistema público y privado en su conjunto”.

Agregó que “lo anterior es más preocupante aún si solamente vemos los casos pediátricos, ya que en el país hay solamente 738 camas críticas de dotación basal en el sistema público-privado. Si consideramos, además, que la mitad de esos 900 pacientes de alta complejidad y larga estadía son niños, hoy estas atenciones estarían representando un 60% del total de camas críticas pediátricas del país, lo que haría más caótico el escenario en el futuro”, aseguró el timonel de la asociación.

En este sentido, el presidente de Achisad aseguró que “si nos cortan el financiamiento de los prestadores se va a generar una crisis irreparable en el sistema de salud. La situación es realmente dramática en el sector, ya que muchos de nuestros pacientes que son financiados por isapres necesitan de dispositivos médicos y ventiladores mecánicos para poder vivir. Es irrisorio que estos servicios queden al margen de esta discusión, más aún cuando liberan camas críticas en el sistema público y privado, y ayudan a descongestionar las listas de espera a nivel nacional”.

Según informó Achisad, del total de pacientes que reciben anualmente hospitalización domiciliaria en Chile un 55% corresponde a adultos y un 45% a niños. Asimismo, los servicios que se les brinda a aquellos pacientes de alta complejidad y larga estadía representan anualmente cerca de 328 mil días cama críticos. los cuales no se encuentran disponibles en el sistema de salud chileno.


3 visualizaciones0 comentarios
bottom of page